Encuentro de Mujeres: Declaraciones del Arzobispo

El arzobispo de Rosario, monseñor Eduardo Martí­n, repudió los hechos de violencia que se registraron durante la marcha que recorrió las calles de la ciudad en el marco del 31º Encuentro Nacional de Mujeres que se llevó a cabo en la ciudad.

“En estos eventos no es la primera vez que esto ocurre, ocurrió el año pasado en Mar del Plata, sé que en otras ciudades hubo situaciones parecidas o similares”, aseguró Martí­n esta mañana, y agregó: “Si bien el grueso de la marcha, la inmensa mayorí­a, transitaba pací­ficamente, siempre en estas manifestaciones algún grupo que creo que fue muy minoritario que tiene una violencia y una agresividad muy grande produjeron estos incidentes”.

“Nosotros lo lamentamos, nosotros estamos a favor del diálogo, de la paz y creemos que el desafí­o es vivir juntos aunque disintamos en algunos temas y podamos dialogar y debatir con respeto, pero siempre hay esa intolerancia, esa violencia que se ejerce”, expresó la máxima autoridad de la Iglesia en la ciudad, en relación con la refriega que se suscitó cuando un puñado de mujeres intentó llegar a la Catedral y se enfrentó con la policí­a.

“En la Catedral ya habí­amos decidido, en vista que estas cosas podí­an ocurrir, suspender las misas. Renunciamos al derecho que nuestros fieles puedan celebrar el culto en aras de la paz”, señaló el arzobispo.

“Lo de los chicos no lo autorizamos. Yo pedí­ que nadie hiciera un cordón humano para proteger a la catedral porque la seguridad es atribución del Estado y no nuestra”

Asimismo, Martí­n señaló: “Creo que esta violencia tanto fí­sica como verbal expresa una situación interior de mucho malestar y de algún modo una fragilidad, pero bueno Dios quiera que esto vaya cediendo. Necesitamos crecer en una capacidad de diálogo, de encuentro, aunque disintamos, será un camino largo, pero hay que hacerlo”.

“Esto de pintar los edificios, yo le dirí­a a estas personas ‘¿te gustarí­a que lo haga en tu casa?”‘, reflexionó el sacerdote, y enfatizó: “A lo mejor la que pintó tiene su casa y la cuida y bueno también le dirí­a ‘no le hagas a los demás lo que no quieres que te hagan a ti’, y al revés ‘haz a los demás lo que te gusta que te hagan a vos’, son máximas que Jesús nos da en el Evangelio, la regla de oro”.

Martí­n le pidió a los manifestantes que reflexionen sobre lo que han hecho. “Lo importante es tomar conciencia, de que tenemos que dar un paso de civilización, de convivencia pací­fica, pero hay quienes alimentan esto, pero yo lo decí­a el otro dí­a: ‘de la abundancia del corazón habla la boca’, y cuando alguien insulta, cuando alguien tira cosas, se descontrola, pierde el eje, Dios quiera que estas personas puedan recapacitar”, indicó.

“Siempre detrás de esto hay algún cerebro, habí­a mujeres tapadas, se vení­an preparando, ya de algún modo hay una forma de actuar, pero hay que tener paciencia, ‘nada te turbe, nada te espante, todo pasa, Dios no se muda, la paciencia todo lo alcanza’, Santa Teresa de Jesús, una mujer, una gran mujer”.

 

Fuente: DUNO-SM

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

fourteen − 10 =