CONFERENCIA DE PRENSA: Síntesis

El Arzobispo de Rosario, Eduardo Eliseo Martín, brindó en el día de hoy, lunes 11 de noviembre una conferencia de prensa en la sede del Arzobispado. Estuvo acompañado por el Vicario General, Mons. Emilio Cardarelli y el Vocero de prensa, Lic. Javier Bilbao.

A raíz de la Ordenanza del Concejo Municipal el Arzobispo, citando el Comunicado difundido en días pasados, vuelve a ratificar “nuestro asombro y nuestra tristeza porque creemos que esta ordenanza no ayuda a una convivencia pacífica en estos tiempos en que justamente hablamos de la grieta, creo que tenemos que a través de las Instituciones contribuir a una mayor armonía entre los distintos sectores de la sociedad y la población. Creemos que es un error que se ha cometido y es de sabios rectificar los errores por lo cual el Consejo puede considerar y reverlo. Nuestro deseo es que esta vivencia pacífica delos símbolos religiosos en nuestra ciudad y en edificios públicos es una vivencia pacífica, justamente; así como podrían estar también los símbolos de otras religiones”.

El Arzobispo afirma, ante una pregunta, que ante la vivencia pacífica de los símbolos esta ordenanza “es como poner una acción que en nosotros, los católicos genera esto de tener que llamarlos a ustedes, tener que sacar un comunicado, donde no es algo saludable entonces nos distancia más”.

Luego continuó: “Nosotros respetemos profundamente la división de los poderes y el Honorable Concejo tiene sus facultad de legislar pero nosotros tenemos el derecho de discrepar en este sentido y de expresar este dolor, esta disconformidad y pedirles también como derecho de peticionar ante las autoridades que puedan rever esta norma, que no se si después tendrá mucha eficacia porque después se tiene que llevar a la Provincia”.

Por eso, “creo que el impacto es negativo y espero que se diluya y esto no avance, esa es nuestra esperanza. Una ordenanza lanzada así, sin diálogo, irrita. Recuerda que siempre hay puntos de cooperación entre la Iglesia y el Estado”.

Con respecto a los actos de vandalismo sufridos en tres lugares de la Arquidióceis, el Arzobispo se los ve como signos de intolerancia y falta de respeto.

Luego se refirió a la situación del país diciendo que “es un tiempo difícil donde estamos trabajando solidariamente para ayudar a los más necesitados, por eso es un momento oportuno para que toda la sociedad ayude y colabore”

Mons. Eduardo concluye pidiendo se pueda dar “una Convivencia armonios entre distintos sectores de la sociedad”

 

Imagen: “Con la Gente Rosario”

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

ten − 10 =