COMUNICADO DE LA PASTORALES SOCIAL, DE BARRIOS POPULARES, DE LA DROGADEPENDENCIA Y DE LA SALUD DE LA ARQUIDIOCESIS DE ROSARIO

Ante la proximidad del 2 de noviembre, en el que conmemoramos a los fieles difuntos, y a quince días del asesinato de Joaquín Pérez, queremos como Iglesia en Rosario abrazar a las familias de todas las víctimas de la violencia en nuestra ciudad.
A todas ellas les expresamos nuestra cercanía y nuestras condolencias, a la vez que repetimos: ¡BASTA DE VIOLENCIA!
Como ciudadanos nos sumamos a todos, a los que creen y a los que no, para gritar con la fuerza del dolor y del hartazgo del pueblo: ¡NO MÁS MUERTES!
Con quienes creen en Dios oramos para que no sea la resignación sino la esperanza activa la que gane los corazones y nos impulse a construir la PAZ tan anhelada.
Por todas las vidas perdidas tan injustamente pedimos, una vez más, a las autoridades las imprescindibles políticas públicas, decididas y valientes, para terminar con tanta muerte a causa de la violencia y a cada uno de los rosarinos la necesaria unión en el reclamo y en la acción perseverante para fortalecer la CONVIVENCIA FRATERNA que nos merecemos. Por el eterno descanso de los fieles difuntos, y especialmente por los que han muerto víctimas de la violencia, nuestro Arzobispo, Monseñor Eduardo Martín, celebrará la Santa Misa en el cementerio “El Salvador” el próximo martes a las 11.
A Jesucristo, que siendo Dios se hizo hombre y experimentó en su cuerpo la violencia criminal, y a quien Dios constituyó, por su Resurrección, Señor de la historia, y a la intercesión de su bendita Madre, Nuestra Señora del Rosario, encomendamos la causa de la paz para nuestras familias y comunidades.


Rosario, 30 de octubre de 2021

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 5 =