Homilía del 14º Domingo Ordinario

Te alabo, Padre

Resumen:Los escribas, los fariseos, los doctores de la ley, son los que rechazan a Jesús; 
en cambio la gente sencilla, los pequeños, como él los llama, 
son los que aceptan el mensaje.Leer Mateo 11,25-30h

1. San Patricio
Quería recordar especialmente que comenzando el mes de julio, un día 4 de julio de 1976, caía domingo ese día en la ciudad de Buenos Aires. Hace 44 años, en la Parroquia de San Patricio. En un barrio bastante selecto de Buenos Aires, llegan los fieles, como ustedes llegaron esta mañana, tocaron el timbre, no pasaba nada, nadie abría, hasta que llegó el muchacho que tocaba el órgano en la Iglesia. Él sabía cómo entrar, cuando no le abrían, entonces se metió por algunas rendijas, no sé cómo, y encuentra a toda la comunidad religiosa asesinada.


2. Padres Palotinos

Hace 44 años, Parroquia San Patricio, los Padres Palotinos. Eran tres Sacerdotes y dos Seminaristas, que vivían ahí. Yo lo recuerdo, porque no lo van a escuchar en ningún lado. Esto, parece como que no hubiera ocurrido y son mártires nuestros. Fueron asesinados por los militares de ese tiempo;y por qué eran perseguidos? Porque alguno de ellos, osó decir en la Eucaristía, en la predicación, que estaba desapareciendo gente. Esto fue lo que pasaría allí. Dentro del auditorio había alguien del poder. Entonces, la comunidad religiosa, en venganza, fue asesinada; completa. Esto está en proceso de canonización. Están estos sacerdotes y seminaristas. Allí en la misma ciudad de Buenos Aires.


3. Beatos Mártires Riojanos

Un mes después de este día, del 4 de julio de 1976, el 4 de agosto asesinan al Obispo de La Rioja, monseñor Angelelli; pero antes de Angelelli, en el mismo mes de Julio, habían asesinado a dos sacerdotes, allí en El Chamical en La Rioja, y un Catequista, en la zona de Aimogasta, allí también en La Rioja (Han sido beatificados estos cuatro mártires de La Rioja). Así que estamos en tiempo de mucha violencia. Estos son los más conocidos. Hay muchos más.


4. A los pequeños
Esto para tener en cuenta porque estamos en un mes que recordamos la Independencia, que recordamos a María en la advocación de Itatí y también recordamos todo esto, que también pasó entre nosotros. Y miramos el Evangelio. Qué nos dice la palabra? Jesús le dice al Padre: “Te alabo Padre, porque revelaste todas estas cosas, no a los prudentes y a los sabios, sino a los pequeños.”


5. Rechazo
Jesús estaba predicando en la zona de la Galilea, en el norte de Israel. Y se ha llevado esta sorpresa. Los dirigentes, los que entendían de la Palabra de Dios, los que conocían el Antiguo Testamento, la Biblia, los que eran los que enseñaban, es decir, estamos hablando de los escribas, de los fariseos, de los doctores de la ley, son los que rechazan a Jesús, en cambio la gente sencilla, los pequeños, como él los llama, son los que aceptan el mensaje. Entonces Jesús se encuentra con esta esta realidad: aquellos que tenían que haber sido los que más entendían al Maestro, son los que lo rechazan.


6. Itatí

Y lo mismo pasa en la sociedad actual, aquellos que parece que son los más sabios, los poderosos, los que de alguna manera están más capacitados por la sociedad, es que pareciera que tendrían que entender más el mensaje de Dios, son los que rechazan al Maestro. En cambio, la gente más humilde y la gente más sencilla, lo acepta de todo corazón. Y eso se ve claramente allí en Itatí donde estuve celebrando la Eucaristía y donde la Iglesia se reúne a celebrar a la Madre de Dios. 


7. Israel
O sea, pensar que en los lugares más humildes, la presencia del Señor es clara, es patente, es muy a flor de piel todo el tiempo. En cambio en los lugares como los nuestros, donde parece que somos más formados, que la sociedad está más preparada, que están todos los medios de comunicación, somos los más i-religiosos y más ateos. En estos tiempos, cuanto más nos acercamos al interior del país, más encontramos la Fe.Qué curioso, lo mismo que pasaba en israel. Igual.


8. Afligidos y Agobiados
Entonces, por eso digo, cómo el Maestro va mirando, en su caminar por los pueblos y va diciéndole al Padre todo lo que él va experimentando. Y también le dice y nos dice así, “Vengan a mí los que están afligidos, agobiados,” en los que tienen dificultades, problemas, todos los que de alguna manera están pasando la cruz, “yo los aliviaré”, vengan a mí por eso él nos llama. Y también nos hace ver, esto que nosotros decimos en una jaculatoria, tan simplemente: “Jesús manso y humilde de corazón, haz mi corazón semejante al tuyo”.


9. Mi yugo es suave
Como dice en la Palabra hoy. Dice: “Yo soy manso y humilde de corazón, carguen sobre ustedes mi yugo, y aprendan de mí porque soy paciente y humilde de corazón y así encontrarán alivio, porque mi yugo es suave y mi carga liviana.” Bueno, pedimos al Señor, entonces tener ese corazón simple, sencillo, humilde, paciente, y el Señor aliviará todo aquello que nos afecta, nos hace sentir mal, en estos tiempos, donde, como dice la Palabra hoy: los que saben y los que son los más encumbrados de la sociedad rechazan y los humildes lo aceptan de todo corazón.

p. Juan José Gravet


One thought on “Homilía del 14º Domingo Ordinario

  • 15 octubre, 2016 at 10:22 am
    Permalink

    Qué hermosa homilía, en realidad sacude nuestra Fe y nos invita a replantearnos. Gracias !

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

eight + 20 =